Una apertura histórica

Posted on 27 diciembre, 2010

1


La apertura, este martes, del Centre d’Art d’Alcoi es uno de los grandes acontecimientos de los últimos años. El proyecto impulsado por la CAM y por la Conselleria de Cultura aspira a situar a la ciudad de nuevo en la vanguardia de la cultura. Alcoy será la sala de exposiciones de la conselleria en la provincia de Alicante, un hecho a tener en cuenta en estos tiempos de continua referencia a la “capitalidad”. La ciudad pasa de una situación de agónica falta de espacio para exposiciones a disponer de unas instalaciones óptimas para acoger todo tipo de muestras.

La iniciativa ha permitido, además, recuperar uno de los edificios emblemáticos de la ciudad. No en vano el logotipo del centro es precisamente una alegoría a la fachada principal del antiguo Monte de Piedad. Su apertura refuerza el proyecto iniciado por los gobiernos municipales del PSOE, que apostaron por el casco antiguo como núcleo de la universidad. Lo que entonces muchos calificaron de locura ahora se ha demostrado un enorme acierto. Ese proyecto debe culminar con dos infraestructuras: la urbanización de La Beniata, como parte del campus, y la recuperación del edificio de Las Paulas, una de las muchas vergüenzas del Ayuntamiento en el casco antiguo.

El nuevo Centre d’Art, que en pocos meses va a conseguir que a la ciudad lleguen obras de reconocido prestigio mundial, es una verdadera bocanada de aire fresco en un momento de incertidumbre y de crisis económica. Sin embargo, no hay que olvidar que es el resultado de tres proyectos: el museo de arte contemporáneo que en 2000 prometió la CAM; la sede del IVAM que anunció Trinidad Miró, y la ampliación de la UPV. Los dos primeros proyectos se han fusionado (con lo que la ciudad pierde un espacio para la cultura) mientras que el tercero, que implicaba la ampliación del edificio del Monte de Piedad, cayó a las primeras de cambio. Es necesario, por tanto, aplaudir que el centro abra sus puertas, pero también hay que recordar los antecedentes y lo que ha quedado por el camino.

Con todo, la apertura de este nuevo complejo cultural es el primer gran triunfo de la consellera de Cultura, Trinidad Miró. Su ‘haber’ engrosará pronto con las inauguraciones de La Llum de les Imatges. Frente a este potencial, el Gobierno local apenas puede presentar lo ejecutado con los planes Zapatero y lo previsto en el plan Camps. Ni siquiera puede destacar su participación en este Centre d’Art, pues ha renunciado a formar parte del proyecto. Es una muy mala señal que un hecho histórico para la ciudad, la inauguración de un nuevo complejo cultural, sea un motivo de disgusto para su alcalde.

Nos leemos pronto.

Anuncios
Posted in: Uncategorized