Cuando la harina llega hasta el cuello

Posted on 29 diciembre, 2010

0


Ibi celebró ayer el día grande de sus Festes d’Hivern: Els Enfarinats, una tradición de más de dos siglos de historia por la que un grupo de estrafalarios personajes se hace con el poder local para mandar en el municipio y, a través de nuevas y disparatadas leyes, captar fondos para entidades benéficas. ¿Qué diferencias hay entre este hecho que se repite cada 28 de diciembre y lo que viene sucediendo en el Ayuntamiento de Ibi durante el resto del año? Cada vez menos.

La gestión del consistorio es casi tan estrafalaria como las ropas que visten Els Enfarinats. Seguro que la alcaldesa, Mayte Parra, vaciló ayer a la hora de entregar la vara de mando a quien por una jornada iba a ocupar su puesto. ¿Y si detrás de la cara repleta de harina estaba Felicidad Peñalver, la edil expulsada del grupo municipal del PP? ¿Y si estuviera Rafael Pastor, primo de la alcaldesa y apartado de sus competencias en el Gobierno? Según Parra, tanto Peñalver como Pastor están detrás de una conspiración para derrocarla. Junto a ellos, una promotora urbanística para la que trabajaba Peñalver y a la que el Ayuntamiento le retiró un plan parcial en cumplimiento de una sentencia del TSJ.

Todo el mundo urde, según Parra, un plan contra ella, que esta legislatura ha perdido a su mano derecha, Ana Sarabia, imputada por una presunta malversación de fondos. La alcaldesa también se ha desprendido de José Antonio Onsurbe, investigado en el juzgado por extorsionar a un empresario.

Lo más grave es lo que acompaña a la mayor parte de denuncias que afectan a concejales de Ibi. Son las grabaciones que aportan los denunciantes, y que revelan prácticas más propias del Chicago de 1920 que de la simpática villa juguetera que aspira a ser la Casa de los Reyes Magos. Dejando a un lado la moralidad de estas grabaciones, lo cierto es que advierten hechos gravísimos: desvío de fondos, apropiación indebida de dinero público o adjudicación de contratos a dedo.

A las denuncias y a las preocupantes revelaciones de las grabaciones se une la auditoría de la Sindicatura de Comptes que -libre de toda sospecha partidista- advierte de serias anomalías en el funcionamiento del Ayuntamiento. Todo ello sería suficiente como para que alguien en el PP, que gobierna el municipio, tomase medidas en un territorio que parece estar al margen de la Ley. Sin embargo, las direcciones provincial y regional del PP se han atrincherado para mirar hacia otro lado y cubrir a sus adeptos: Peñalver en el caso de Alicante (donde está incluida en la ejecutiva de Ripoll) y Parra en Valencia (donde Camps la premió con un escaño en las Cortes).

Nadie duda de que algo grave está sucediendo en Ibi. Sobre el municipio pesan muchas dudas. Una de las principales, apuntadas en diversas grabaciones a concejales del Gobierno, es que altos cargos del partido “están mojando” con obras importantes para la localidad. ¿Están haciendo lo mismo que cada Día de los Santos Inocentes protagonizan Els Enfarinats? De ser así, algo que debería investigar la Justicia, parace claro que, a diferencia de los estrambóticos personajes de las Festes d’Hivern, los fondos obtenidos por cargos públicos no irían destinados a entidades benéficas.

Anuncios
Posted in: Principal