Las miserias de la autovía central

Posted on 12 enero, 2011

0


La apertura de la autovía central subsana el déficit de infraestructuras que históricamente arrastra L’Alcoià y El Comtat. Las obras, sin embargo, han tenido repercusiones sobre los términos municipales en los que se han desarrollado: problemas en caminos, desagües o acequias que han quedado arrasados o mal acabados. Las empresas responsables del tramo de El Comtat se han retirado sin reparar todos los desperfectos, lo que ha provocado quejas a los ayuntamientos, que exigirán responsabilidades a Fomento.

Resulta paradójico que tras una inversión de cientos de millones de euros las empresas no dejen los terrenos afectados por las obras en perfecto estado de revista. La preocupación de los alcaldes es lógica porque son conscientes de que, con la actual situación económica, la resolución de estos problemas puede eternizarse. O simplemente puede no ejecutarse nunca.

También es cierto que, como señala algún alcalde de la zona, son muchos los que se acuerdan de Santa Bárbara solo cuando truena. Es decir, que con mayor control municipal sobre las obras desde Cocentaina y Muro hubiesen evitado que las empresas se marcharan sin resolver los desperfectos.

Una situación similar se produce con los accesos a los municipios del valle de Perputxent. Y en este caso no puede hablarse de dejadez por parte de los consistorios, que desde hace años reivindican esa mejora para evitar el paso por el interior de Muro. La lógica, tan escasa en política, invita a que Fomento y la Generalitat cooperen para rematar una obra que, por muy importante que sea para la comarca y por mucho que se esfuerce el PSOE en demostrar lo contrario, no deja de esconder miserias.

Anuncios
Posted in: Principal