Camps no es el problema, es el PP

Posted on 14 febrero, 2011

0


Que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, esté a punto de ser juzgado por un presunto caso de corrupción no es un problema en sí, más allá de la integridad moral de uno. Sí lo es que pertenezca a un partido que le da cobijo en lugar de exigirle la dimisión por estrictas razones de salud e higiene democráticas. 

El partido que se presenta como el paladín que acabará con la crisis no acierta a quitarse de en medio a un personaje que ha devenido en caricatura de aquel que juró su cargo sobre Els Furs. Y lo tiene fácil, puesto que las encuestas le dan una victoria tan amplia en esta Valencia autista que lo de menos parece ser el candidato. Más relevante es una pregunta obvia: si no es capaz de resolver este lío interno, ¿cómo va a dirigir el PP todo un país en una situación tan delicada como la actual?

A nadie escapa el hecho de que Camps fuese el gran defensor de Rajoy tras la rapiña posterior a las elecciones generales de 2008. El líder de los conservadores demuestra saber pagar favores y quizá por eso el PP no duda en asegurar que su llegada a la Moncloa generaría una gran confianza en los mercados.

El problema, por tanto, no es Camps, cuya figura parece amortizada, sino el PP, que va directo a gestionar los intereses de los españoles. Y el problema, por otra parte, no es que al presidente del Gobierno valenciano le regalasen unos cuantos trajes. Lo realmente grave es que quien presuntamente se los regaló se adjudicó contratos por valor de más de 7 millones de euros de las arcas autonómicas. “¿Quién va a creer que me vendo por unos trajes?”, se pregunta reiteradamente en público Camps. Pues ese es el problema, que no se lo cree nadie.

Anuncios
Etiquetado: , , ,
Posted in: Uncategorized