Tocado ¿y hundido?

Posted on 28 febrero, 2011

0


El socialismo alcoyano queda muy tocado tras la aprobación de la candidatura a las Cortes Valencianas por Alicante. Alcoy va a quedarse sin diputado en el hemiciclo a poco que se cumplan las encuestas. La situación es más grave porque el PSOE local viene de contar con dos parlamentarios en estos últimos cuatro años.

Al secretario general, coordinador comarcal, portavoz municipal y candidato a la Alcaldía de Alcoy, Antonio Francés, le han partido la cara a la primera de cambio. Alarte ha premiado a la ex alcaldesa de Beniarrés, María Vicenta Crespo, con el número 5, y ha relegado a la mano derecha de Francés, Jordi Martínez, al número 14.

Poca ha sido la relevancia que ha tenido Crespo en sus primeros cuatro años como diputada, al menos en lo que a la comarca se refiere. No obstante, ser una de las pocas personas fieles a Alarte dentro del hemiciclo ya le valió la plaza de coordinadora de diputados y ahora un puesto preferente en la candidatura.

Martínez es clave para explicar la ascensión de Francés en el PSOE. Su peso en el sindicato UGT le garantizó un grapado de votos decisivo en el último congreso. Ese trabajo halla ahora recompensa con la insistencia del líder local para colocarle en la lista autonómica. El puesto, sin embargo, es malo, ya que el PSOE, según los sondeos, no llegará a 14 escaños.

Sin opción alguna queda Amando Vilaplana, el diputado de la autovía (va en el 23), y fuera de la candidatura Rebeca Soler, a la que se agota la carrera política. Vilaplana asegura que si no continúa es por el veto expresado por Francés, que debía colocar a Martínez.

Al final, la que sale perjudicada es la ciudad y también la comarca, puesto que dispondrá de menos voces y menos manos para apretar en la medida de lo posible al Gobierno valenciano. Ante un Consell enfrentado a un Ayuntamiento contrario pero poco mordedor, lo único que le quedaba a Alcoy para hacerse oír era la oposición. Ahora ni eso.

Sin la más que probable presencia en las Cortes y sin influencia alguna dentro del partido, al secretario general del PSOE de Alcoy no le queda más que convertirse en alcalde para seguir adelante en política. En caso de que los resultados no le sean favorables no solo no habrá contribuido al cambio, sino que además habrá asolado su partido. Entonces todos los cargos que acumula se convertirán en cuerdas de arrastre hacia la puerta de salida.

Anuncios
Posted in: Principal