Menos mociones y más millones

Posted on 28 marzo, 2011

0


El Ayuntamiento de Alcoy podría aprobar la declaración de Marte como pedanía, decretar el embargo de bienes del Banco Santander para poder repartir los millones entre los vecinos o, pongamos por caso, prohibir la explotación infantil en el tercer mundo. Puestos a aprobar, me decantaría por estas opciones antes que por la reactivación del Consorcio de las Comarcas Centrales de la Comunitat Valenciana. A fin de cuentas, el resultado será el mismo. Nulo.

La moción refrendada el viernes por todos los grupos municipales en el consistorio alcoyano es una mera declaración de intenciones que nadie se cree. En primer lugar, porque nadie ha hecho nada esta legislatura (ni la anterior) para recuperar esta iniciativa. Y en segundo lugar, porque a nadie le interesa.

A escasas fechas para las elecciones, los grupos han cerrado el periodo de sesiones con la conciencia tranquila: el Ayuntamiento promoverá la recuperación del consorcio, aseguran. El uso del futuro en este caso es síntoma de condena al olvido.

Antes de aprobar estas mociones o de anunciar el apoyo al proyecto de comarcas centrales, los políticos (y también los agentes sociales) deberían comenzar por explicar cuáles son las ventajas de la iniciativa. Si es que las tiene, aparte de constituir un presunto lobby de presión hacia el resto de administraciones para obtener mejores infraestructuras. Lo de presunto resulta evidente, porque nadie va a reivindicar nada al superior de su partido ni el capital va a osar molestar al poder.

En cualquier caso, el plantel político olvida que el consorcio, allá por los primeros años de este siglo, dejó un legado importante: estudios financiados por Europa con estrategias para mejorar el territorio. Para ponerlos en marcha (es obvio que son válidos y están pendientes de ejecutar) lo que hace falta no es un consorcio, sino dinero. Y ahí es donde comienza a morir el proyecto.

Anuncios
Posted in: Principal