Activos tóxicos

Posted on 29 julio, 2011

0


Alcoy abusa de los males que han desencadenado la actual crisis, que primero fue financiera, luego económica, después laboral y, si nadie lo remedia, acabará por convertirse en social. La recesión comenzó en 2007 a raíz de las hipotecas basura, aquellas que los bancos concedían sin garantías reales de cobro y que dejaron un tremendo agujero imposible de tapar.

Aquella fue la primera vez que, sin saberlo, comenzábamos a hablar de activos tóxicos, un concepto que cuatro años después se ha asociado peligrosamente a las macroeconomías de los Estados nación, que se asoman al borde de la bancarrota. Este mal, quizá el primero en adquirir un verdadero carácter global, acecha con fuerza al Ayuntamiento de Alcoy en el proyecto del bulevar.

La construcción del nuevo vial está valorada en unos 13 millones de euros. El contrato, adjudicado a Cívica (antiguo Ortiz e hijos), llega a los 27 millones contando los intereses. El PP dejó atado y bien atado el proyecto antes de que los ciudadanos los expulsasen de la Alcaldía al retirarle 4.000 votos, lo que genera un serio problema para el Ayuntamiento, cuyo nuevo Gobierno estudia cómo deshacer el entuerto.

El del bulevar es un claro ejemplo de activo tóxico. Se trata de una iniciativa que el Ayuntamiento de Alcoy no puede pagar. Así lo recalca incluso el informe del interventor. Es decir, que la obra sigue adelante, si nadie lo remedia, sin garantías de cobro.

¿Qué entidad financiera va a adelantar el dinero sin tener claro que el Ayuntamiento pagará? Si algún banco pone el dinero quedará demostrado que esta crisis no ha servido de nada, porque se mantienen los mismos errores de hace cuatro años. Y si el proyecto continua, el PP, sobretodo su líder y ex alcalde, debería ahorrarse la coletilla esa de “la crisis de Zapatero”, porque la ineptitud del todavía presidente del Gobierno será calderilla en comparación con la suya propia.

Anuncios
Posted in: Principal