La Diada

Posted on 10 octubre, 2011

1


Los actos del 9 d’octubre ponen de manifiesto el gran complejo de la izquierda local, que le lleva a situaciones tan ridículas como trasladar al territorio valenciano hasta la denominación catalana de La Diada. La izquierda vuelca sus esfuerzos nacionalistas en un solo día, olvidando que el sentimiento nacional debe inculcarse durante todo el año. Es más, aquellos que promueven la calificación del 9 d’octubre como Diada del País Valencià deberían preguntarse si realmente hay motivos para sentirse orgullosos de pertenecer a este pueblo valenciano que nos ha tocado vivir.

Es posible que no lo hagan porque hay pocos motivos para despertar ese orgullo. La lengua está devaluada, apartada, y estrangulada desde la derecha más rancia, que incluso se atreve a denunciar la marginación del castellano en las instituciones o en los centros educativos. La televisión pública avergüenza y acumula deudas sin cumplir su principal objetivo: fomentar el valenciano. De los políticos, mejor no hablar. Han conseguido que el resto de España nos vea no solo ya como los graciosos y simpáticos valencianets, sino como unos corruptos de mucho cuidado.

En Alcoy, el nuevo Gobierno se ha esforzado tanto en llenar de actos el programa de actividades del 9 d’octubre que uno no sabe si esta fiesta es de carácter comercial, lúdico o de homenaje a los caídos. Ha recuperado el manifiesto y no ha manifestado nada. Sí, que somos valencianos. Pero eso ya lo sabíamos. Aunque no queramos proclamarlo.

Al final, lo que le queda al gran público es que en La Glorieta había menos puestos que otros años. Ese es el sentir del amplísimo y mayoritario espacio ciudadano existente entre quienes ofrendan nuevas glorias a España y quienes suspiran por ser catalanes del sur. Es decir, entre los valencianos. No es de extrañar, pues, que las cosas nos vayan como nos van.

Anuncios
Posted in: Principal