Innovar

Posted on 2 diciembre, 2011

0


Innovación no es recortar la Cabalgata de Reyes (por razonable que pueda ser). Tampoco es crear una Concejalía de Solidaridad y Paz o la figura del vicealcalde, ni cortar San Lorenzo para instalar mesitas en la calle. De ahí que resulte complicado encontrar, más allá de cuestiones políticas, los motivos por los que el Gobierno central ha concedido a Alcoy la distinción de Ciudad de la Ciencia y la Innovación.
Este premio huele a favor entre socialistas, a declaración estéril para que el Gobierno municipal pueda vender algún logro en materia económica. Viene a ser lo mismo que hizo el PP cuando la Generalitat le concedió un respiro al declarar Alcoy como Área Industrial Prioritaria. Entonces el PP tradujo esta designación como el paso final para afirmar que La Canal ya era una realidad. Ahora el alcalde Francés traduce lo de Ciudad de la Ciencia y la Innovación en una posición privilegiada para crear un parque tecnológico en Alcoy. El primer edil corre el serio riesgo de caer en el ridículo, como le sucedió a su antecesor.
A este paso, no habrá paredes en el Ayuntamiento donde colgar tanto título y tanto reconocimiento. Pero el empleo y la actividad económica no se crean desde el papel. Y papeles hay muchos: estudios, premios, planes, análisis e informes. Solo falta aprovecharlos y, así, demostrar que tras los últimos reconocimientos realmente existe una oportunidad de salvación para la ciudad.

Anuncios
Posted in: Uncategorized