Ara que tinc un any

Posted on 11 julio, 2012

1


El primer año del nuevo Gobierno de Alcoy acabó cuando dejó claro que no iba a seguir adelante con los principales y polémicos proyectos de sus antecesores del Partido Popular. El gran resultado de los primeros meses de gestión es haber aplicado sentido común a un ayuntamiento más necesitado que nunca de él. Pero liberado el municipio de amenazas como el hotel de la Font Roja, mentiras como la de La Canal o quimeras como Xirillent, al Gobierno se le acabó la gasolina. Se quedó seco.

Sin dinero para nuevos proyectos ni para hacer frente a las adversidades, el Gobierno comienza a dar una peligrosa sensación de inoperatividad. Ni promueve ni soluciona nada. Uno de los problemas que afecta al Ejecutivo es su empeño por abarcar demasiadas cuestiones. Mantiene abiertos múltiples frentes pero pocos son los que cierra. La gestión de Serelles, el nuevo plan general, los recortes y reformas en el autobús, la legalización de La Rosaleda o la gestión del Calderón son solo algunos de los ejemplos. A ellos se añaden desplomes de calles o roturas de puentes.

El Gobierno, hasta el momento, no ha priorizado. Lo ha comenzado todo pero no ha acabado nada. Es posible que no haya habido un proceso de jerarquización para evitar agravios entre los socios de gobierno. Sea esa u otra la causa, el resultado es tan lesivo para los intereses de la ciudad como para los propios de cada una de las formaciones que firmaron el pacto.

La gran decepción es que después de 10 años en la oposición, los tres partidos que ahora gobiernan no hayan sido capaces de decirles a los ciudadanos donde quieren ubicar el suelo industrial. Es de suponer que no lo saben. Tampoco han podido explicarles qué tipo de ciudad aspiran a conseguir. ¿Quieren ser referente cultural o modelo de ciudad ecológica? ¿Pretender ser una ciudad de diseño? El Gobierno está tan pendiente de pensar en qué quiere ser Alcoy cuando sea mayor que se olvida de que ya ha cumplido los 18 y que se va directamente a la oficina del paro.

Anuncios
Posted in: Uncategorized