Dos vías para llegar a ninguna parte

Posted on 3 enero, 2013

0


En su etapa como conseller de Industria, Miguel Peralta no hizo absolutamente nada por Alcoy. Como conseller de Justicia promovió la construcción de los nuevos juzgados, pese a que no tenía dinero para ello. De hecho, el proyecto lo pagó el Ayuntamiento de Alcoy previa promesa de que la Generalitat retornaría esa inversión de más de tres millones.

Trinidad Miró, consellera de Cultura entre 2007 y 2011, llegó con una millonada bajo el brazo para impulsar de la mano de la CAM la creación del Centre d’Art d’Alcoi. La iniciativa superó los 10 millones de euros para convertir Alcoy en un referente cultural.

En 2013 los juzgados están tan cerrados como el antiguo edificio del Monte de Piedad. En ambos casos el resultado ha sido el mismo. Es un gran ejemplo de cómo se puede llegar a ninguna parte a través de dos caminos distintos. Y es una gran muestra de la forma de gestionar de los grandes referentes de los dos sectores en los que está dividido el PP de Alcoy.

Anuncios
Posted in: Uncategorized